TopoElMolino

Trece ideas que debes conocer sobre el método de Apreciación de la Situación

Entender a apreciar la situación inicia con adecuarse a un método. El método no es una camisa de fuerza, sino una base que permite abarcar más. El método no es solo conocimiento teórico de un tema, ni tampoco un conocimiento práctico de algo. El método es una combinación de arte y ciencia, de teoría y práctica, de experticia y experiencia. Por esa razón, aprovechamos de dejarte trece ideas de lo que debes saber si quieres aprender más sobre la Apreciación de la Situación.

 

Entender a apreciar la situación inicia con adecuarse a un método. El método no es una camisa de fuerza, sino una base que permite abarcar más. El método no es solo conocimiento teórico de un tema, ni tampoco un conocimiento práctico de algo. El método es una combinación de arte y ciencia, de teoría y práctica, de experticia y experiencia. Por esa razón, aprovechamos de dejarte trece ideas de lo que debes saber si quieres aprender más sobre la Apreciación de la Situación.

 

  1. El éxito de las operaciones militares descansa, entre otras cosas, en el sentido de la responsabilidad, en el conocimiento, en la experiencia y en la capacidad para impartir las órdenes, pero, también, en comandos subalternos que piensen y actúen en consonancia con la intención del escalón superior.
  2. Para lograrlo, en un primer momento, se requiere que toda la cadena de mando entienda el concepto de unidad de doctrina para llevar a cabo las operaciones; por otra parte, que conozca y domine una metodología de pensamiento que permita un mejor entendimiento de la misión a cumplir. Se busca con ello el logro de un eficaz posicionamiento y control del área de operaciones mediante una integración y combinación de medios tácticos y recursos logísticos contra una amenaza en particular.
  3. Este método al que hacemos referencia es la Apreciación de la Situación, el cual se define como un proceso lógico de pensamiento y por ende de carácter deductivo, el cual parte de un entendimiento de la misión y visualización de la realidad, seguido de un análisis complejo y sistémico del enemigo y los medios apropiados, todo ello en consideración del tiempo disponible para la ejecución de la misión.
  4. Este proceso cognitivo conduce posteriormente a una decisión con respecto a cuál de los esquemas de maniobras conformados se adecúa a lo que la realidad operativa le ofrece como oportunidad.
  5. Este método surge como consecuencia de una manera de pensar en el que intervienen como bases cognitivas las siguientes corrientes filosóficas: el Racionalismo, el Estructuralismo, el Funcionalismo y el Constructivismo.
  6. Con el Racionalismo es muy obvio: es la razón la ductora del acto de pensar en el que la lógica y consecuente deducción son su máxima expresión. El conocimiento, a través del pensamiento vertical, se construye mediante conexiones sinápticas entre las neuronas, siendo su objeto la sistematicidad del contexto, de los factores y de los actores a estudiar. El análisis, en este sentido, conecta e interpreta todas las variables anteriores.
  7. Con el Funcionalismo, proceso empírico y pragmático, el sujeto planificador percibe la realidad operacional a través de la interacción y funcionamiento de todas las partes que hacen vida en ella, pero, previamente definidas a través de ciertos caracteres comunes. Es decir, todos los factores y actores que determinan las formas de acción, o esquemas de maniobras, en un ámbito operacional son considerados como elementos con propiedades diferentes pero con una función específica, sin embargo, no se pierde de vista el hecho de ser apreciados también en su conjunto.
  8. Con el Estructuralismo, al centrarse el conocimiento en el estudio de las distintas formas en que se presentan y conectan los factores de la decisión y los eventos en el contexto operacional, así como por las diferentes relaciones y composiciones que en su conjunto configuran e integran estructuras.
  9. Finalmente con el Constructivismo, porque el conocimiento se produce  mediante una integración objetiva y positiva que se deriva de los actos cognitivos considerados en todo el proceso – lógicos, estructurales, funcionales, holísticos y sistémicos -; los cuales, interrelacionados entre sí diseñan el marco operacional como un reflejo de los eventos, conducta de los actores y manifestación de factores y variables que allí ocurren: terreno, enemigo, medios disponibles y tiempo. Con el análisis de estos factores y control de variables por parte del planificador se deducen las formas de acción que luego serán contrastadas para determinar cuál de ellas se ajusta más a la realidad en beneficio del cumplimiento de la misión.
  10. Sobre la base de estas cuatro maneras de pensar se genera el constructo que conocemos como la Apreciación de la Situación, método que promueve una dinámica entre Comando y Estado Mayor de manera mancomunada para analizar la misión, deducir la situación operacional y llegar a una posterior decisión como producto final.
  11. En consecuencia, la Apreciación de la Situación, surgida de las citadas corrientes epistémicas demandan, en un primer momento, el análisis de la misión, fase en la que se definen, ordenan y priorizan las tareas como un acto de pensamiento supeditado a la razón, direccionado por el propósito de la operación y la intención del escalón superior.
  12. Por otro lado, se percibe el campo de batalla como un contexto complejo y estructurado en pleno funcionamiento, realidad donde el enemigo y nuestros medios constituyen los actores principales a considerar. Luego, se formulan los cursos de acción tomando como referencia criterios tangibles de comparación debidamente fundamentados en la conducta e interacción actual y futura del enemigo, la estructura sistémica del área de operaciones, los medios disponibles y la logística. Pero, también con factores intangibles como el liderazgo, la moral combativa y la experiencia. Todas ellos influyen en todo el proceso de manera significativa. Una vez concebidos los esquemas de maniobra como estructuras funcionales, son sujetos a una debida comparación.
  13. Finalmente, sobre la base de los criterios de decisión, el entendimiento de la realidad operacional, seguida de la sincronización de las tareas e integración de nuestros medios en plena subordinación a la intención del Comandante, se construye o edifica la decisión y se emite el Concepto de la Operación, aspecto sustancial de toda la Apreciación de la Situación.

 

Extraído del texto A VER QUE ENCUENTRAS del autor JULIO ANTONIO SÁNCHEZ FLORES

Topo Molino

¿Por qué TopoElMolino?

Síguenos en nuestras Redes Sociales

No seas tímido, síguenos y entérate de todo lo que tenemos para ti.

Boletín Informativo

¿Por qué TopoElMolino?