TopoElMolino

Reconfiguración del liderazgo de EEUU en el Hemisferio Occidental [Prospectiva]

Por Martín Pulgar

 

  1. Evaluación de coyuntura

El presidente de los Estados Unidos (EEUU) Donald Trump anunció el 5 de septiembre pasado la suspensión del Programa “Acción Diferida para los Llegados en Infancia” conocido por sus siglas en inglés como DACA, el cual consiste en el reconocimiento del estatus migratorio de menores de edad que estuvieran en forma irregular en los EEUU.

Plan implementado por el Presidente anterior, Barack Obama, el cual generó una ola de inmigración de menores de edad, sin acompañantes adultos, generando fuertes críticas en diferentes sectores de la sociedad estadounidense por las consecuencias sociales producidas por la migración de niños y adolescentes expuestos a los peligros de las mafias de traficantes de personas.

De igual manera, se dio inicio el 16 de agosto a las negociaciones para modificar el Tratado de libre comercio de Norteamérica (NAFTA por sus siglas en Ingles), promesa del actual Presidente de los EE.UU. por considerar que dicho tratado perjudico a amplios sectores económicos como el sector automotriz, así como generó altas tasas de desempleo de la población nativa e impulsó una inmigración descontrolada, fundamentalmente de mexicanos y centroamericanos.

Asimismo, prorrogo por seis meses adicionales, hasta el 22 de enero próximo, el Status de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para 58.000 inmigrantes haitianos en los EEUU con la intención que organicen su retorno o legalicen su permanencia.

Estas medidas, entre otras impulsada por la gestión Trump[1] están orientadas a rediseñar las políticas de control migratorio, muy especialmente las relacionadas con los latinoamericanos y caribeños.

La composición poblacional de los EEUU está estimada para el 2017 en 327 millones aproximadamente, la población inmigrantes es de 46.7 millones para el 2017 de lo cual la mayoría es Latinoamericana y del Caribe[2], así mismo se calcula que la población indocumentada es de aproximadamente 11 millones de personas según lo estimado por las agencias oficiales estadounidenses[3], la mayoría es de origen mexicano[4] y centroamericano[5].

  1. Análisis pasado-presente

El triunfo de Donald Trump en las elecciones de los EEUU representa un momento de tensión en la estructura de poder fáctico de la nación, al imponer cambios a los acuerdos de élite sobre los cuales se habían constituidos las relaciones de poder, como la globalización de la economía desde la perspectiva neoliberal.

Trump ha denunciado como nefastos para la economía de los EEUU los acuerdos de libre comercio, firmados o por firmar (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica-TPP, Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión-TTIP o el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte-NAFTA).

Nefastos, principalmente por generar desempleo producto de la desinversión de las industrias que se “deslocalizaron” a favor de China o México, o por la permisividad ante la migración legal o ilegal que desplaza al empleo local.

Esta percepción crítica de la globalización ha expuesto un viejo debate entre Aislacionistas vs. Internacionalistas, debate presente en el siglo XIX pero saldado a partir del fin de la 2da Guerra Mundial, con el triunfo de los internacionalistas.

Al Trump presentar su slogan de campaña “América Primero” indica el rumbo de un Unilateralismo Aislacionista “Reconfigurado” donde la Nación debe fortalecer sus capacidades internas para poder seguir manteniendo el liderazgo global.

La implementación de un “Unilateralismo Aislacionista Reconfigurado” recompone los futuros escenarios para el Hemisferio Occidental a partir de las acciones en el espacio global.

El fortalecimiento de la presencia e influencia de EEUU en el continente está relacionado con la doctrina “originaria”, expuesta a finales del siglo XIX:

1) Medidas que tiendan a conservar la paz e incrementar la prosperidad de los estados americanos,

2) Unión aduanera,

3) Comunicación regular entre los puertos,

4) Disposiciones uniformes en materia aduanal,

5) Sistema uniforme de pesos y medidas,

6) Moneda Única,

7) Sistema de arbitraje sobre disputas pendientes o por suceder

y 8) Cualquier otra materia relacionada con la prosperidad de los Estados[6].

 

Así mismo, al presentarse la Nueva Estrategia de Seguridad Nacional la cual se cimienta en cuatro pilares básicos:

1.- Proteger la patria, el pueblo y el estilo de vida estadounidenses.

2.- Promover la prosperidad estadounidense.

3.- Conservar la paz a través de la fuerza,

y 4.- Aumentar la influencia de EEUU.

En la Nueva Estrategia de Seguridad Nacional se expone la competencia con Rusia y China al pretender socavar el liderazgo global de los EEUU para aumentar sus influencias,en  donde histórica y geopolíticamente ha sido un espacio natural de los EEUU.

Esto obliga a los EEUU a actuar para preservar sus intereses en el hemisferio occidental, fundamentalmente contra regímenes con déficit democráticos en la región o díscolos con sus intereses.

  1. Análisis presente-futuro. Visión Prospectiva

Se hace necesario una evaluación prospectiva de las acciones de los EEUU en el continente a partir de la evaluación de factores globales y hemisféricos.

Robert D. Kaplan[7] indica que para confrontar con las naciones euroasiáticas (Rusia, Irán, y China) EEUU necesita una Norteamérica fuerte y unida con México y Canadá, pero en esa unión; los EEUU debe mantener su influencia y esta se concreta con la cultura y población angloprotestante, indica Kaplan: “…hasta ahora la suma de la población mexicana con la centroamericana es la mitad de los EEUU pero eso puede cambiar” (Kaplan: 2013: 424).

Así mismo, indica en su planteamiento la necesidad de controlar a Estados Hostiles en el hemisferio occidental a través de un libre comercio y de un flujo migratorio que sirva a los intereses estadounidense:

“El modo de evitar una Venezuela proiraní y otros Estados radicales que puedan aparecer de vez en cuando en el hemisferio occidental es envolver la cuenca del Caribe en una zona de comercio libre y movimientos migratorios humanos que, por fuerza, estaría dominado por EEUU, mientras las poblaciones de México y Centroamérica, más jóvenes que la estadounidense, proporcionan la mano de obra” (Kaplan: 2013: 425).

La acción de redefinir los tratados de libre comercio como el NAFTA e implementar controles migratorios debe consolidar un nuevo tipo de integración en América del Norte y en el hemisferio occidental, una “Integración intermediada”, que permita

i) la capacidad de enfrentar con éxito el bloque euroasiático (Rusia y China),

ii) impedir el surgimientos de “Estados hostiles” a los EEUU en el continente y

iii) mantener el liderazgo de EEUU dentro de la integración con México y Canadá como motor de la integración continental.

 

  1. Mapa conceptual

 

Fuente: Elaboración propia

 

 

 

Fuentes Consultadas

Baker, Brayan and Rytina, Nancy (2012), Estimates of the Unauthorized Immigrant Population Residing in the United States, US Department Homeland Security.

Cordero, Damarys, y otros; (2011), Venezuela y las Conferencias Panamericanas 1889/1923, Área de Archivo Histórico, Ministerio del Poder Popular para Relacione Exteriores, Caracas.

Josa, Pedro F.R (2015), La Gran Revolución Americana, Ed. Encuentro, Madrid

Passel, Jeffrey (2016), Unauthorized immigrant population stable for half a decade; Pew Research Center.

Kaplan, Robert, (2013), La Venganza de la Geografía, Barcelona.

Warren, Robert; (2016), US undocumented population drops below continued declines in the mexican undocumented population, JMHS, Volumen 4 No. 1

_________, (2017), National Security Strategy of United States of America, The White House.

 

[1] Como la construcción de un muro que separe físicamente la frontera de EE.UU. y México.

[2] Según el Departamento de Migración de los EE.UU para el 2015 la mexicana representaba un total de 12.0 millones, la salvadoreña 1.2 millones, la cubana 1.1 millones, la dominicana 0.9 millones, la guatemaltecos 0.8 millones, la jamaiquinos 0.7 millones y la colombianos 0.6 millones, entre otras de menor presencia.

[3] Según el Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU (2012) indicó que la población indocumentada se encontraba entre 10.5 y 11.8 millones y otras instituciones lo estiman alrededor de los 11 millones aproximadamente (Pew Research Center y Center for Migration Studios para el año 2014 indicaban un aproximado de 11.3 y 10.9 respectivamente).

[4] Para el 2016 se calculaba unos 5.7 millones aproximadamente de mexicanos.

[5] Se calcula que el 15% son centroaméricos es decir entre 1.6 y 1.8 millones

[6] En la Primera Conferencia Panamericana (1889-1890) se expuso las líneas de acción de los EE.UU en el Hemisferio Occidental.

[7]Periodista, Intelectual geopolítico de tendencia neoconservador, asesor de las Fuerzas Armadas y de los círculos de poder estadounidense.

Topo Molino

¿Por qué TopoElMolino?

Síguenos en nuestras Redes Sociales

No seas tímido, síguenos y entérate de todo lo que tenemos para ti.

Boletín Informativo

¿Por qué TopoElMolino?